sábado, 30 de septiembre de 2017

79.-Loarre. El guardián de Aragón. II



Ya dispuestos a la visita aparecieron algunos aparatos voladores, parapentes, alas delta, etc. que nos hicieron pensar. ¿Cómo se verá la fortaleza desde el aire? Como nosotros no usamos esa clase de inventos he seleccionado algunas vistas desde arriba y desde otras perspectivas. Los de a pie también tenemos derecho a disfrutar de esa visión aunque sea en conserva, lease, mediante vídeo o fotografía, dibujo o pintura.



Así se ve desde el aire.



Y estas tomas desde tierra nos dan una idea de la magnitud de este lugar.



Mar de niebla. En la esquina superior derecha al fondo, el Moncayo.






Pinturas pirineo aragonés

Sello posiblemente de la década de 1960

Como podemos ver las representaciones del castillo de Loarre son numerosas, basta con teclear Loarre en Google y seleccionar imágenes para encontrarlas desde todas las perspectivas, con sol nevado, desde el aire, al atardecer etc.. Pero quizá ninguno de tanta importancia histórica como este.

Dibujo de Lastanosa Hacia 1635
Y si queremos verlo en video desde el aire.....
Castillo de Loarre (Israel Royo)


Y nos acercaremos hasta la puerta del recinto amurallado.


Acceso hace unos años (puerta oriental)
El acceso hoy en día.  (JAP)

Hemos de advertir que esta no es la entrada principal por donde se accedía a la fortaleza, que está más abajo y al oeste y que señalaremos luego, sino el acceso más cómodo desde la zona de recepción de visitantes. 

Añadir leyenda
  Nos acercamos hasta la verja y aquí tenemos la primera sorpresa, y no es que te pidan la entrada. No es fácil de apreciar si no te lo indican, el guardián del castillo de hace bastantes años se la mostró a A. García Omedes quien aprovechando el rodaje de la película  "El reino de los cielos"  consiguió que le acercaran con una grua para observarla y fotografiarla de cerca. Está situada en el rectángulo amarillo que se ve en la fotografía.  


Aquí la tenemos un poco más cerca. 

¿Y a quien pertenece esa carita sonriente,  con una sonrisa un tanto pícara y misteriosa?  García Omedes  la estudió y nos sacó de la duda. La figura le resultaba familiar y al ampliar la foto dedujo que se trataba de Sancho de Larrosa, famoso calígrafo o penolista,  Abad de San Adrián de Sásabe  y posteriormente obispo de Pamplona. Su firma era una carita sonriente.
¿Qué hace aquí esa figura ? Para mi es desconocido, quizá alguien lo investigue en profundidad. El tiempo lo dirá. 

Pasamos al interior del recinto y nos situamos sobre una pequeña muralla  que nos muestra por la parte de abajo la muralla exterior y subiendo más arriba el ábside y las murallas superiores. 


Parte de la muralla y torre albarrana

 El acceso principal era la puerta de los reyes (cubo cuadrado). Fundacion Castillo de Loarre.
Miremos primero hacia la parte de abajo. A nuestros pies el último recinto construido, diez cubos de muralla semicirculares y uno cuadrado. Los entendidos lo sitúan en el siglo XIII pero es posible que hubiera una construcción anterior. Entre este recinto y la fortaleza existió un poblado que cuando el castillo fue perdiendo sus funciones fue abandonado y posiblemente sus piedras reaprovechadas para la construcción del pueblo nuevo en la zona mas llana.

Torre albarrana
De esta población queda solo en pie lo que llaman la torre albarrana o vigía que probablemente pudo ser ser el campanario de una iglesia o ermita prerrománica de la que se hallaron restos junto a ella y que sirviera para los actos de culto de la población.
En realidad la llamada torre del homenaje ejercía mucho mejor las funciones de torre vigía pues dominaba mucho más territorio visual al estar situada a mayor altura. 

García Omedes nos describe una curiosidad relativa a la combinación de higiene y vigilancia. La existencia de una hornacina en una de las paredes de un torreón de la muralla que hacía las funciones de retrete o evacuatorio, resulta evidente que si el vigilante mientras bajaba del puesto y hacía sus necesidades alguien podría burlar la guardia, en cambio de esta manera se perdía el mínimo tiempo posible. 


Excusado para emergencias.
  
Tengamos en cuenta que estamos haciendo el recorrido natural de abajo a arriba, pero que el recorrido histórico es justo al revés, lo mas antiguo está arriba y lo más moderno abajo. Seguimos un poco más arriba hasta la puerta de entrada.

Abside de la iglesia (izda) Se observa claramente la diferencia de altura  de la base con respecto a los muros de la fortaleza.

Para construir una iglesia de ese tamaño no había sitio llano ni fácil de cavar. Por tanto para lograr un espacio suficiente tuvieron que asentar las paredes directamente sobre la roca y realizar dos criptas  y el paso de acceso mediante una escalera directamente bajo el suelo de la iglesia. Ciertamente que se trata de una obra compleja de ingeniería pues en varios sitios aflora la roca directamente bajo las paredes de sustentación. 

Abside (J.A..P.) 

Y llegamos a la verdadera entrada a la fortaleza, puerta del castillo y puerta del recinto religioso, puerta del poder terrenal y celestial. Nos vamos a adentrar en el misterioso y desconocido tiempo de los orígenes de un reino que dominaría la zona oriental de la península ibérica y una buena parte del mediterráneo. 
 !Ah del castilloooooo  !!!!!!! ¿Hay alguien ahí?

La portada es posible que no sea la primitiva u original y que la primitiva era mas austera y simple.  Como es solo una idea teórica y mientras las investigaciones no demuestren otra cosa lo dejamos como solo posible sin demostrar.  
Sobre la portada aparece un friso del que es dificultoso observar sus detalles. La anchura del lugar impide alejarse, y el ángulo de observación y la altura impiden tanto una buena observación como la captura de imágenes con detalle por la escasa distancia es corta para poder utilizar el zoom.

Portada actual


Si nos fijamos en las imágenes superiores vemos que al friso de la imagen superior le falta la parte de arriba. Cosa que  no sucede en el dibujo de Lastenosa  del siglo XVII que incluye incluso una cornisa con canecillos. ¿Qué ha ocurrido?. En una reforma efectuada en al siglo XVIII se eliminó esta parte para añadir un edificio delante de la puerta. Esto implicó romper el tetramorfo y la cornisa destrozando el conjunto. Se supone que los restos faltantes pueden estar formando parte del suelo de la cripta de Santa Quiteria.  



Detalle de la portada ¿Monos?

 Dibujo de Lastenosa Hacia 1630


En ambos extremos del friso se encuentran una serie de personajes agarrando una cuerda que se atribuyen a monos. El mono es personaje que se utiliza como caricatura grotesca del humano como imagen del demonio y los vicios asociándolo como símbolo del pecado o vicio de la lujuria.



Esquina inferior izquierda
 Detalle esquina inferior derecha. 

 Pero al ampliar la imagen de Lastenosa observo una imagen curiosa. Desconozco si quien hizo el dibujo se aproximó lo suficiente o si desde abajo lo veía con claridad. A mi el dibujo me daba la impresión de que en ambos casos se trataba de unos personajes remando. Ala ampliar la foto de arriba se observa que todos visten una falda ondulada y aunque las figuras están bastante erosionadas alguna de ellas parece llevar el pelo largo. En las figuras de la derecha faltan las cabezas de las dos del extremo que en el dibujo la mas exterior aparece con melena.   

La parte central está constituida por la parte inferior de un tetramorfo y de una figura  de angel a cada lado.  


Tetramorfo de factura similar en el que pudo inspirarse el artista (Saint Cernin, Toulouse)
En este enlace tenemos algunas de las claves y explicaciones de la portada. 


En la misma fachada en la jamba derecha en el sillar colocado en la fila séptima nos encontramos otra sorpresa. La inscripción sepulcral de Tulgas.



Cuya traducción sería la siguiente:

+ En el nombre de Dios: Aquí descansa el Siervo de Dios Tulgas, quien falleció  el 30 de Noviembre de la era MCXXXIIII (año 1096). Quien leyera estas letras rece un Padre (Nuestro) y un Ave María para que descanse aquél (Tulgas )  y descansen en paz (todos que lo lean).

Escalera de acceso a la fortaleza. !Aupa majos! Vamos p´arriba.


Tanto estamos viendo que parece que la visita no pelecha, pero no hay que preocuparse, ya estamos dentro de la fortaleza.  A mitad de la escalera vemos dos arcos de entrada que dan acceso a las criptas. El de la izquierda sería utilizado como cuerpo de guardia, el de la derecha sirvió de iglesia dedicada a Santa Quiteria. Ambas criptas tienen acceso a la iglesia principal mediante unas escaleras que desembocan en el suelo del templo.  



¿ a quien se le ocurriría tallar un perro en la pared de una capilla?
Al entrar en la cripta, justo a la derecha encontramos tallada la imagen de un perro. Un dicho popular dice  "Aquí pintas menos que los perros en misa" aludiendo a alguien que sobra en una conversación o grupo de personas. Y ¿qué es lo que hace aquí la figura de un perro dentro de una capilla? Pues nada mas y nada menos que representar a su señora patrona y titular del local, santa Quiteria. Y ¿que tiene que ver santa Quiteria con los perros?

Les propongo un pequeño enigma . ¿Se acuerdan Vds de un lugar de Navarra por donde el Camino de Santiago atraviesa un puente que da nombre al lugar? Y ¿Como le llaman al puente? Y ¿A quien está dedicado el puente? y ¿Qué costumbre había para curar el mal que podría aquejar a los animales? . !Hala! A trabajar un poco que ya les he dado suficientes pistas.  La solución al final, cuando termine la entrada.

Desde las criptas a través de unas escaleras se accede directamente al suelo de la Iglesia.

La campana de la Cripta (acceso a original)
Y a este pequeño campanario.


Cripta de Santa Quiteria

Altar en la cripta

Y seguimos para arriba

Acceso a original



Acceso a la iglesia románica


Interior de la iglesia

Zona del abside

Zona posterior de la iglesia, pared correspondiente a la muralla anterior.
Como tambien hemos observado en la subida, la construcción y asentamiento de los muros se hace sobre la roca viva, quese muestra por doquier.



El  pecado original




¿Recuerda alguna escena de forma similar? Parte de abajo. Pista: mirar en la portada.
La cantidad de capiteles, 100 + 1 que pasa inadvertido, pues está bajo la mesa del altar, y de temas tan variados que un libro se quedaría corto para explicarlos.. Desde bestiarios y animales polimorfos a capiteles historiados pasndo por cestas de entrelazados geométricos. Es de destacar el trabajo del Profesor García Omedes fotografiandolos y ofreciéndonos esa información. Fotografiarlos y obtener una imagen nítida no es nada fácil.










Este era el espacio religioso, ahora pasaremos al espacio militar. Ambas comunidades convivían por separado dentro del recinto, cada una en su lugar.





Subiendo un poco más, casi como en una escalera para cabras trepadoras y atravesando pasadizos aparecemos en lo que sería la plaza de armas. Es la parte más alta de la fortaleza y también la más antigua. Aquí podemos observar varias torres, y salas unas cubiertas y otras de las que solo se conservan las arcadas. El dominio visual hacia el valle es inmenso.  



Castillo de Loarre interiores (youtube)





El patio de armas

En azul, perímetro de la fortaleza original.


Señalado con el num 1 tenemos el primer templo. Recordemos que hubo hasta cuatro, éste, el románico de la ampliación, la cripta de Santa Quiteria y el que se supone hubo en el poblado junto a la torre albarrana.
De factura románica muy simple  y austera, no hay capiteles ni ningún otro adorno o aditamento, nos muestra algo tan extraño en el románico como las ventanas en el muro, que es posible que tuvieran una función defensiva. Digo posible, exactamente no conozco su función.

Interior de la primera iglesia



Estamos en la parte marcada como 2. estas dependencias fueron añadidas en la reforma de 1071. De ellas solo quedan restos de pilares  y el arco que se ve junto a la pared de la iglesia. Probablemente fue un gran salón donde se realizaban reuniones sociales.





Añadir leyenda




En la zona central hay un aljibe (num 3) donde se recogía el agua de lluvia para abastecimiento de la guarnición.

















Las dependencias de los monjes (num 4). Esta zona corresponde a la ampliación  y de ella tan solo quedan las paredes y algunos arcos de soporte del piso superior.










Por último nos quedan dos torreones, el torreón de la reina y la torre del homenaje.


Torreón de la reina y torre del homenaje.


Torreón de la reina


El Fogar 




Interior de torreón (JAP)


Desde el torreón (JAP)

 "Toiletttes"






La verdadera torre albarrana sería esta, la llamada Torre del Homenaje, en realidad es una torre exenta o sea separada del conjunto de la zona amurallada.  Es lo más lógico pues es la zona más alta del castillo y desde aquí se domina visualmente el territorio en cualquier dirección. Actualmente se accede a ella por una pasarela fija sobre un arco pero antaño se hacía por una pasarela levadiza.


Torre del homenaje.

Torre del homenaje (J.A.P)

Vista desde la atalaya principal (JAP)




¿
¿Calabozos?



Ya vamos bajando y pasamos por distintas dependencias, almacenes, calabozos y otras instalaciones para el servicio de la guarnición. Volvemos a la escalera principal.

En su momento les dejé una pregunta que al volver a pasar por delante de la cripta les doy la solución. ¿Que pinta un perro esculpido en una capilla? La pista, el pueblo se llama Zubiri y su puente dedicado a Santa Quiteria es llamado el Puente de la Rabia. Santa Quiteria es la santa protectora contra la rabia. Ya van encajando las cosas ¿no?

Bajamos por el mismo sitio por donde subimos


Volvemos a ver los llanos 



Atravesamos de nuevo la puerta

Y mientras volvemos al coche y volvemos al pueblo capturamos estas imágenes desde otro punto, desde donde se puede observar la inaccesibilidad del recinto.












En este enlace tienen un completo estudio realizado por un gran especialista en Románico. Es largo pero pienso que merece la pena dedicarle un rato a leerlo.


Castillo de Loarre (A. García Omedes)


Castillo de Loarre Arteguías
Huesca la magia



Castillo de Loarre (Felix Maocho)


Y como dicen los personajes de Walt Disney  esto es todo amigos.
 Hasta la próxima
Salú pa tós

Septiembre-octubre de 2017